jueves, 12 de marzo de 2015

SIMBOLOGÍA CELTA. LAS ROSETAS, LA ESPIRAL Y LA TRIQUETA


En Asturies, los trisqueles (también los tetrasqueles, hexapétalas y otros tipos de rueda solar) solían tallarse o pintarse en las paredes de madera de los hórreos para proteger la cosecha que allí se guardaba y no son raros los ejemplos donde aparece también tallado en piedra. 


Los celtas transmitieron sus conocimientos a través de grabados, algunos de los cuales han llegado hasta nosotros gracias a que fueron esculpidos en materiales duros como piedras, hierro o bronce. Sus geométricos dibujos esconden siglos de creencias, de rituales y poderes mágicos que pocos conocen.



La Espiral.
Para los celtas, la espiral no tiene ni principio ni fin sino que representa la vida eterna, como el sol que nace cada mañana, muere cada noche y renace a la mañana siguiente


El nudo de triqueta.
Es el nudo de triángulo, llamado también Nudo de la eternidad, aunqie cualquier otro nudo que tenga una trayectoria cerrada, es símbolo de eternidad.
Simboliza el ciclo cerrado que forman la Vida,la Muerte y la Reencarnación.
LAS ROSETAS o Flor de agua
Las rosas de seis pétalos, conocida generalmente como Roseta, Hexapétala o Hexafolia, es uno de la símbolos más extendidos. Utilizado desde antes de la Edad de Bronce por toda Europa, se puede encontrar habitualmente por todo el norte de la Península Ibérica.
Parece que no hay duda de que se trata de una representación solar, utilizada para rememorar al astro rey.
Hay quien la vincula a ciclos lunares y tambien es utilizada como símbolo de reencarnación, por ello aparece en muchos monumentos funerarios.
En cualquier caso, ha sido considerada un elemento de protección y, como tal, ha llegado hasta nosotros, grabada en los dinteles de las puertas y ventanas.
También encontramos la roseta de 8 pétalos.