domingo, 21 de agosto de 2016

La piedra que auyenta al "demonio"

Dicen los más viejos del lugar  que en las noches sin luna allá por la localidad de Cedemonio, cerca de Illano, subía el demonio por el río Navia dando gritos. 
cuadro de F. de Goya


Los vecinos, para ahuyentarlo gritaban ¡!!Cede, demonio!!! ….. y al final éste cedió pese a la facilidad que hubiera tenido para volver por esos lares.
Todo por la abundancia  de un mineral que aparece por la zona, la quiastolita .



Para liquidar al demonio, varios monjes bernardos, según consta en un documento del monasterio de Santa María, en Villanueva de Oscos, construyeron una ermita en honor a San Pedro.
Consideraban un milagro que esas piedras, encontradas por el camino tuvieran la particularidad de tener una cruz por donde quiera que se rompa.



De ahí viene el nombre Lapis Crucifer.

Por su símbolo natural de la cruz, ( simboliza el conjuro de las cinco fuerzas del cosmos), es una gema que transmite mucha energía.
Se le llama la piedra del corage.